RSS

Garapenen bloga: Berrikuntza / Innovación

España podría ascender a la cima de la innovación

Autor: Francisco González Bree – Doctor en Business Administration y actualmente Director académico del Master in Business Innovation (MBI) de Deusto Business School

Esta semana hemos conocido los resultados del Índice Mundial de Innovación 2017 (GII). Este estudio ha sido elaborado conjuntamente por la Universidad Cornell, INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Las diez economías más innovadoras del mundo son Suiza, Suecia, Holanda, Estados Unidos, Reino Unido, Dinamarca, Singapur, Finlandia, Alemania e Irlanda. Resulta muy interesante ver en la página 43 del informe completo los cambios de posición en el top 10 desde el año 2014 al año 2017. Por ejemplo, el Reino Unido que era la segunda potencia del mundo en el año 2014 ha pasado a ocupar la quinta posición. Por su parte, Finlandia ha pasado de ocupar la cuarta posición en el año 2014 a ocupar la octava posición este año. El informe también destaca que India comienza a ser un polo de referencia en innovación y China es la primera economía de ingresos medios en ocupar un puesto entre los 25 primeros puestos del ranking.

LEERMAS

¿Ecosistemas o egosistemas?

La “triple hélice” es un concepto acuñado a principios de los 90 por el profesor
Henry Etzkowitz, de la Universidad de Stanford. Se refiere a la necesidad de integrar tres ámbitos clave en el mundo de la innovación: la empresa, la universidad y la administración, a fin de generar sistemas nacionales de innovación capaces de competir globalmente. Inspirado en la forma de hélice del ADN, Etzkowitz postuló la sincronización de dichos ámbitos, con el fin de crear conglomerados territoriales de agentes capaces de generar, de forma sistemática, empresas de alto potencial de crecimiento y escala global. El destino me ha llevado a conocer con bastante profundidad cada una de las aspas de esa hélice: he pasado unos cuantos años de mi vida profesional en la industria (como ingeniero de producción), unos cuantos más en la administración (intentando diseñar y desplegar políticas de innovación), y otros tantos en la universidad, inmerso en la vida académica. Desafortunadamente, he podido constatar que no tenemos una sola hélice con tres aspas, como demandaba Etzkowitz, sino tres hélices con vida propia. Hélices a menudo agarrotadas y desalineadas. Las bloquean una serie de trampas que describo a continuación.

LEERMAS

La innovación social desde la economía social y solidaria

Artículo leído en en “El SALMON CONTRACORRIENTE”

La autora de este texto defiende una visión societaria de la innovación social (IS), como idea fuerza que incardina los valores de la solidaridad y equidad, entre otros, y promueve la investigación y las acciones que buscan la construcción de una sociedad socialmente inclusiva, que se concreta de distintas formas en cada contexto. Apoyar este tipo de innovación social (IS) supone fomentar economías pegadas el territorio (a nivel ecológico y social), que mejoren las condiciones de vida de la colectividad, satisfaciendo sus necesidades y desarrollando capacidades.

Javier Rodríguez – Director de INGURALDE

LEERMAS

Innovación abierta territorial

Mi post “Cómo transformar el futuro de mi territorio?” ha generado más reacciones de las que yo había recibido nunca antes a cualquier otro de mis artículos. Reacciones en los grupos de Linkedin, reacciones en twitter, reacciones en mi página de facebook……. Y al leerlas todas, creo que quizá no estemos todos hablando de lo mismo. Por eso creo que vale la pena intentar clarificar algunas ideas. Y, para clarificar conceptos voy a introducir el concepto de Innovación Abierta Territorial.

  LEERMAS

Simple pero no necesariamente sencillo

Con la vista atrás en la experiencia reciente y afirmaciones vertidas en prensa como las siguientes ‘nadie tiene el monopolio del talento’ (Expansión, 14 de Agosto de 2014) o ‘la innovación no se programa desde arriba’ (El Mundo, 11 de Julio de 2014) es hora de explicarse. Porque si la innovación es conocimiento en acción, resulta difícil renunciar a la esperanza de captar al menos algunas claves de la complejidad del mundo para ‘saber a que atenernos’, que diría Julián Marías.  Tal fue mi motivación en el curso organizado en San Sebastián por Garapen en Diciembre de 2015 con el estupendo pensador Jordi Pigem, donde hable del factor social y factor humano de la innovación, retomando ideas que expuse en el Foro Impulsa 2014 de la Fundación Príncipe de Girona [i] .

LEERMAS

¡Hoy he vivido la innovación territorial! (En el PECT de Sabadell)

Artículo publicado en el blog de Alain Jordà, el 3 de diciembre de 2015, con el siguiente enlace:

http://ciudadinnova.blogspot.com.es/2015/12/hoy-he-vivido-la-innovacion-territorial.html 

 

Esta mañana ha tenido lugar una reunión en el marco del PECT (Plan Estratégico de Competitividad Territorial) del territorio de Sabadell-Barberà-Sant Quirze y Castellar del Vallès, un espacio territorial de altísima densidad industrial a pocos kilómetros de Barcelona.

LEERMAS

Innovación líquida, talento fluido

Es un lugar común la reflexión sobre la dudosa utilidad de vehículos con motores de alto caballaje en un contexto de claras restricciones a la velocidad de los mismos. ¿De qué sirve tener doscientos caballos bajo el capo mientras circulas con limites de ciento veinte  por las autopistas? Evidentemente de nada, a no ser que seas uno de esos que se auto realizan al volante o simplemente te dediques a hacer el cafre por carreteras y autovías. En cualquier caso, hablamos de un gasto superfluo o, si se prefiere, de un despilfarro injustificado. Valga el símil para un buen número de empresas en relación con sus políticas de innovación.

LEERMAS

El riesgo ya no es lo que era

Para innovar hay que arriesgar. Se han escrito manuales enteros al respecto, tanto desde la perspectiva empresarial como desde la psicológica. Y el riesgo no es cosa de los gobiernos. Son las empresas privadas las que toman riesgos y, por tanto, las que impulsan la innovación. Y entre estas empresas, las tecnológicas o las farmacéuticas se llevan la palma en todas las clasificaciones.

LEERMAS

Sin noticias de la innovación

Después de tantas preferentes, ladrillo oxidado, aeropuertos marcianos, tarjetas opacas y juzgados de guardia que no dan de sí con tanto corrupto, uno se pregunta: ¿y qué fue de la Innovación?

LEERMAS

Eso que tanto molesta

Ya he comentado en otras ocasiones los distintos factores que determinan el éxito o el fracaso de una innovación disruptiva. Factores que actúan como criterios en el proceso que denominamos Determinación del Momento de Entrada. Sin embargo, todos ellos están casi siempre dirigidos a innovación externa, es decir destinada a un mercado y que, en última instancia, nos hablan de un nuevo producto o un nuevo modelo de gestión comercial.

LEERMAS