RSS

Garapenen bloga

Desarrollo Económico Local Comunitario: Propuestas desde Estados Unidos

La perspectiva del desarrollo comunitario gana terreno en los modelos de desarrollo económico local. Desde Estados Unidos nos llegan reflexiones y propuestas en este ámbito que, salvando las distancias entre nuestras realidades sociales (e incluso económicas), deberíamos incorporar con más fuerza en nuestras ciudades y territorios, si queremos avanzar hacia unas economías locales más resilientes.

Un ejemplo es Democracy Collaborative, un think tank estadounidense que trabaja para sentar las bases de un nuevo modelo económico más enraizado en el territorio y las comunidades. En una de sus últimas publicaciones, Cities Building Community Wealth (Ciudades que generan riqueza para la comunidad) ofrecen un marco conceptual en el que identifican los factores clave que caracterizan el desarrollo comunitario:

  • Lugar. El desarrollo comunitario activa recursos locales infrautilizados de todo tipo para crear el máximo beneficio para los residentes locales, frente al enfoque tradicional que busca atraer empresas utilizando grandes incentivos que recaen sobre los impuestos de los residentes (interesante al respecto el debate suscitado en Boston por el coste del traslado a la ciudad de la sede central de General Electric, que va a costar unos 150 millones de dólares en incentivos al erario público – unos 180.000 dólares por empleo previsto-).
  • Titularidad. El desarrollo comunitario promueve la propiedad local y ampliamente compartida como la base de una economía local próspera y resiliente. El enfoque tradicional apoya la propiedad elitista y “ausente”, en detrimento a menudo de las empresas familiares locales.
  • Multiplicadores. El desarrollo comunitario fomenta las estrategias de compra local por parte de las ciudades y sus instituciones “ancla”, para mantener el dinero circulando localmente en lugar de permitir que vaya filtrándose hacia el exterior, algo a lo que el enfoque tradicional presta muy poca atención.
  • Colaboración. El desarrollo comunitario incorpora a muchos actores, creando colaboraciones entre todo tipo de entidades de la sociedad civil, como entidades sin ánimo de lucro, voluntariado, instituciones ancla, empresas locales y ciudadanía en general. Un enfoque más abierto e inclusivo que el tradicional, apoyado fundamentalmente en los llamados interlocutores sociales y económicos.
  • Inclusión. El desarrollo comunitario se orienta de manera deliberada a la creación de empleos inclusivos y con salarios decentes que ayuden a las familias de toda condición a gozar de seguridad económica. En el enfoque tradicional lo que importa es el número de puestos de trabajo creados, independientemente del salario pagado o de quiénes permanecen sin acceder a dichos empleos.
  • Fuerza de trabajo. El desarrollo comunitario vincula la formación con el empleo y se focaliza en los puestos de trabajo para quienes afrontan barreras para el empleo, en lugar de promover programas de formación estandarizados con escasa relación con las necesidades reales de las empresas.
  • Sistema. El desarrollo comunitario ofrece nuevas instituciones y ecosistemas de apoyo dedicados a crear una nueva concepción de actividad política-económica. Cambiar mentalidades y formas de hacer para conseguir que la comunidad posea más riqueza, más control sobre ella y se beneficie más de ella, y no aceptar el status quo de desigualdad.

Asimismo, sustentándose en prácticas recopiladas a lo largo y ancho  del país, proponen seis estrategias para impulsar el desarrollo comunitario:

  1. Estrategias de compra local, no sólo para las administraciones públicas, sino también para las instituciones ancla públicas y privadas (hospitales, universidades, fundaciones, etc.). Así, por ejemplo, Nueva Orleans aprobó una ordenanza municipal por la cual al menos el 50% de la compra pública de bienes y servicios se realizaría a empresas locales, un 35% de las cuales serían empresas con certificación social, y ha animado a los hospitales locales a adoptar el mismo planteamiento.
  2. Estrategias de financiación. Muchos actores locales pueden agruparse para apoyar la capitalización de recursos en las comunidades y se pueden utilizar herramientas muy diversas. El apoyo prestado por la ciudad de Cleveland a la cooperativa Evergreen, uno de los buques insignia de la economía social en Estados Unidos, para conseguir financiación de fuentes diversas ha sido fundamental para su éxito.
  3. Estrategias de desarrollo y retención de empresas. Las ciudades pueden establecer condiciones que favorezcan la creación de cooperativas (en 2014 Nueva York dedicó 1,2 millones de dólares y 2,1 en 2015 para apoyar el desarrollo de cooperativas) o la incorporación de los empleados a la propiedad de las empresas (como promueve Project Equity, en la bahía de San Francisco), así como a utilizar instrumentos como las incubadoras o las aceleradoras para generar una mayor capacidad empresarial entre los más desfavorecidos (como la Minority Business Accelerator en Cincinnati).
  4. Estrategias de suelo e inmobiliarias. La figura de los Community Land Trusts (fondos de tierras comunitarias), en los que el suelo pertenece al fondo comunitario mientras que las viviendas pertenecen a las familias, o los bancos de tierras (como el de la ciudad de Philadelphia) dedicados a comprar solares baldíos y propiedades embargadas por deudas fiscales para proporcionarles un uso comunitario productivo.
  5. Estrategias de resiliencia ecológica, centradas en la promoción de la energía renovable (de la que fue pionero el programa Clean Energy Works, en Portland) y de los sistemas alimentarios locales (The Fifth Season Cooperative, en el estado de Wisconsin, también fe pionera en este ámbito).
  6. Estrategias de desarrollo laboral. Vincular el desarrollo laboral de las personas, especialmente las que afrontan barreras para el empleo, con los empleadores es clave para el desarrollo comunitario. Chicago ha impulsado un proceso de recuperación de su base industrial a partir del Chicagoland Manufacturing Renaissance Council, dedicado a proporcionar la formación necesaria en conexión con las empresas existentes.

Estas son algunas propuestas para repensar las estrategias de desarrollo económico local en Estados Unidos que son también válidas en nuestro entorno, aunque en algunos casos podamos ir ya por delante y en otros los marcos normativos e institucionales no sean comparables. Pero si algo se mueve en Estados Unidos en la dirección de lograr un mayor equilibrio entre las tres dimensiones del desarrollo económico local, no vamos a ser nosotros quienes nos quedemos atrás…

Oriol Estela — Jefe de la Ofi­cina Téc­nica de Estra­te­gias para el Desa­rro­llo Eco­nó­mico de la Dipu­tación de Barcelona.

2 Comentarios

Garapen no asume responsabilidad alguna por las opiniones que los usuarios puedan expresar, ni las comparte necesariamente por el simple hecho de haberles proporcionado herramientas de divulgación y participación.

  • Joseba Irazabal el 9-03-2016

    Son sumamente interesante las estrategias que Oriol resume en este artículo para avanzar hacia economías locales más resilentes.

  • Retos para los enfoques a el 16-05-2016

    […] Joseba Irazabal: Son…en Desarrollo Económico Local Comunitario: Propuestas desde Estados Unidos del 7 marzo, 2016 […]

Egin iruzkinak | Hacer Comentarios

Iruzkin bat idazteko, formulario hau bete eta "Bidali" botoia sakatu baino ez duzu egin behar. Iruzkin guztiak gure zuzendari-taldeak neurtzen ditu, beraz, baliteke zure iruzkinak zenbait ordu ematea argitaratzen.

Para escribir un comentario, solo tienes que rellenar el siguiente formulario y pulsa el botón "Enviar »". Todos los comentarios son moderados por nuestro equipo de editores, por lo que es posible que tu comentario tarde algunas horas en hacerse público.

Ikur gorriarekin markaturiko eremuak bete beharrekoak dira
Es necesario cumplimentar los campos marcados con el símbolo rojo