RSS

Garapenen bloga

Con correr no es suficiente

Recientemente el Departamento de Defensa inglés elaboraba un estudio de prospectiva, denominado Global StrategicTrends – Outto 2040,  que proyectaba una tendencia progresiva de fragmentación de los estados. En estos nuevos escenarios no solo contemplaba la secesión de las regiones, sino que ampliaba esta expectativa territorial a las ciudades en la defensa de las urbes como entidades independientes. Las razones eran de marcado carácter económico y se basaban en la falta de capacidad de competir de los estados en un mercado globalizado.

Pero probablemente no sean las próximas generaciones las que tengan que comprobar  esta proyección para al año 2040, sino que en la actualidad podemos empezar a comprobar la emergencia de este nuevo discurso en torno a la demanda de las ciudades. Así el “tory” Boris Johnson, alcalde de Londres, considerado como el epicentro  financiero mundial, demandaba un estatuto especial similar al de Singapur el modelo de ciudad estado por excelencia y en ese contexto reivindicaba, entre otros, la puesta en marcha de un visado especial para captar y atraer lo que ya hace algunos años R. Florida identificaba como las clases creativas y así competir con ciudades como Pekin, Tokyo, Sidney,…y lógicamente una mayor autonomía fiscal invirtiendo la proporción de los ingresos que en un 75% proceden de la recaudación del estado. Su predecesor Ken Livingston todavía era más contundente afirmando “todo lo que no haga de Londres una ciudad estado independiente es una oportunidad perdida”.

Una de la personas más influyentes del mundo en las ciencias sociales es la holandesa Saskia Sassen, que fue artífice de la formulación de la ciudad global. A la  organización espacial de la economía urbana, los procesos de trabajo y las estructuras de reproducción social, esta autora identifica nuevas formas políticas y el fenómeno creciente de las ciudades independientes en su investigación científica.

En este momento existe por ejemplo una carrera frenética de ciudades como Londres, Berlín, Bangalore, Tel Aviv,… que compiten por atraer ese talento emprendedor tecnológico de startups que antes recalaban exclusivamente en Silicon Valley, pero dado los altos precios y la burbuja inmobiliaria que se concentra en este valle californiano, buscan nuevas ciudades donde desarrollar sus proyectos más creativos.

No obstante en esta “premier league” de las ciudades globales no podemos obviar, la dualidad que experimentan estas grandes metrópolis que, por un lado, avanzan económicamente en crecimientos y liderazgo vinculados al conocimiento, creatividad e innovación, mucho más rápido que sus regiones y países, mientras que, por otro, las diferencias entre ricos y pobres se incrementan con una menor cohesión social interna.

Desconozco si este equilibrio se puede concebir desde su génesis en los nuevos y radicales modelos urbanos que postula el economista Paul Romer para países en vía de desarrollo en torno a las nuevas ciudades “chárter” o  bajo estatuto independiente y  cuya gobernabilidad administrativa, política y jurídica recae en una coalición de naciones.

Pero mientras el mundo genera estos nuevos escenarios y paralelamente nos reafirmamos en que lo global y lo local son complementarios, fruto de una sinergia social y económica entre ambos y la importancia de lo local radica en su función como centro de gestión de lo global, la reflexión que subyace ante estas nuevas realidades urbanas podemos plantearlas en la adecuación, integración o transferencia de esta nueva praxis a  nuestra realidad contextual o en su defecto asumir que  exclusivamente su uso queda restringido al capítulo introductorio de informes técnicos o discursos políticos.

Parece evidente que la distancia o diferencia no son meramente geográficas en la formulación de estos nuevos paradigmas sobre nuestras ciudades o hasta comarcas. Así desgraciadamente, nuestro pensamiento se concentra en disipar las incógnitas que por ejemplo nos genera la aprobación de las enmiendas a la nueva ley de racionalización y sostenibilidad local, mediante la incorporación de disposiciones transitorias en las que se mantenga nuestra especificidad fiscal, financiera y especialmente de organización interinstitucional. Otro ejemplo, entre muchos, podríamos encontrarlo en la reflexión ideológica – electoral del denominado “equilibrio territorial” en el territorio, que se aleja de indicadores estandarizados y no encuentra su coherencia en los escasos programas desarrollados.

En este contexto y para superar la bipolaridad entre la autocomplacencia para el  mantenimiento del “status quo” que llena las agendas de nuestras organizaciones y la supervivencia marcada por las ordenes o decretos que generalmente regulan nuestros tiempos,  actividades  y estrategias, podemos proponer un acto de desagravio colectivo dirigido a nuestras propias conciencias y principios. Como es suficientemente conocido la actual crisis ha acrecentado diversas reivindicaciones de colectivos con la práctica de algunas disciplinas deportivas. A las tradicionales demandas de las mujeres en carreras como el lilaton, otras organizados para los colectivos afectados por los trastornos mentales, ect., se unen el colectivo vinculado a la educación o hasta la reciente carrera de investigadores en contra de los recortes presupuestarios.

Por ello se podría organizar una prueba deportiva a favor del desarrollo local, siendo conscientes que probablemente serían escasos los dorsales a repartir y por supuesto que aun reconociendo  las múltiples ventajas que proporciona el esfuerzo físico para el organismo, con correr no es suficiente.

Euken Sesé – Gerente de Fomento de San Sebastián, S.A.

Egin iruzkinak | Hacer Comentarios

Iruzkin bat idazteko, formulario hau bete eta "Bidali" botoia sakatu baino ez duzu egin behar. Iruzkin guztiak gure zuzendari-taldeak neurtzen ditu, beraz, baliteke zure iruzkinak zenbait ordu ematea argitaratzen.

Para escribir un comentario, solo tienes que rellenar el siguiente formulario y pulsa el botón "Enviar »". Todos los comentarios son moderados por nuestro equipo de editores, por lo que es posible que tu comentario tarde algunas horas en hacerse público.

Ikur gorriarekin markaturiko eremuak bete beharrekoak dira
Es necesario cumplimentar los campos marcados con el símbolo rojo