RSS

Garapenen bloga

Lobby y Corporativismo

Un consultor especializado en lobbies recientemente publicaba un interesante artículo sobre la visión anacrónica, peyorativa, sobre  los mitos y leyendas urbanas que esta actividad había tenido hasta hace escasas fechas en la sociedad  y que todavía pervive entre nosotros.

Nuestra reciente historia de dictadura e inicio de la transición estuvo marcada por la influencia desmedida de grupos de interés ocultos y opacos, que ejercían esta “presión” sobre los poderes ejecutivos y legislativos, siendo  los culpables de esta percepción social negativa en torno al lobby.

Los datos son muy relevantes y solamente en el caso de la Unión Europea se estima que pueden existir entre 15.000 a 20.000 lobistas que representan los intereses de más de 3000 organizaciones, entidades, asociaciones,…La propia Comisión reconoce que el lobbying forma una parte legítima del sistema democrático. Por su parte, un eurodiputado alemán afirmaba que ” los lobbies son parte esencial del trabajo de los eurodiputados; la labor legislativa sería muy pobre sin su contribución”.

Pero tal vez la prueba más significativa de esta errónea percepción del lobby sea la regulación que han llevado a efecto países como Francia, EEUU, Inglaterra, Australia o hasta la  propia UE con la creación de registros públicos de grupos de interés. El objetivo de esta regulación se encamina a un ejercicio de transparencia y visibilidad en orden de colaborar con la gobernabilidad y apoyar la recuperación económica europea.

El lobby ha estado presente de una manera implícita en actas constitucionales o estatutos fundacionales de diversas asociaciones y  foros constituidos para la defensa de la identidad e intereses de organizaciones  orientadas hacia la promoción económica local y el empleo. De una manera explícita, se ha recogido en el desarrollo de estrategias cuya finalidad residía en “influenciar” sobre otras administraciones, la clase parlamentaria y hasta la sociedad para conseguir los mejores resultados posibles en la actividad desplegada.

Garapen no ha sido una excepción y es especialmente reseñable, como en los ejes estratégicos asumidos en la reflexión de Oiartzun, hace aproximadamente ocho años, surgía como una de las actividades prioritarias de nuestra asociación. La crisis e incertidumbres que se ciernen sobre nuestro futuro nos llevaría en una evaluación ex-post a afirmar que nuestra capacidad de incidir y realizar lobby tanto desde  Garapen como desde   otras entidades similares ha sido prácticamente nula.

Aun reconociendo la dificultad de desarrollar este tipo de actividad en base a los inicios de una asociación, que se debatía en sus primeros años, entre una red de profesionales o una red de corporativismo institucional, no lo es menos, que ha existido una cierta autocomplaciencia confundiendo el reconocimiento a través de celebraciones, derecho de audiencia, participación en debates o invitación a jornadas y congresos, con la incidencia de nuestra actividad  en el refrendo y legitimación desde las políticas estatales, regionales, forales y hasta recientemente locales en la priorización de medidas económicas ante la crisis.

Por otra parte no podemos obviar que la falta de tradición y aprendizaje pone de manifiesto la escasas competencias adquiridas, que se refleja  en estas asociaciones con  lo que podríamos denominar “Gestión de la Influencia”.

Esta visión negativa no contradice los notables avances producidos en los procesos de conceptualización, con la incorporación de académicos y expertos a diversos foros en torno al desarrollo local. No obstante, si no queremos caer en un autoconsumo empírico o de buenas prácticas y teórico endogámico, al estilo de juegos florales sobre la conceptualización, deberíamos promover una implicación de ese universo de agentes que colaboramos y conducir ese enorme potencial y energía transformadora en  estrategias y acciones de lobby.

A esta inercia elitista de consumo de experiencias se une, en algunos casos, un expertise de profesionales, cuya trayectoria laboral parte de lo local y  posteriormente desempeña funciones de responsabilidad en otros niveles de la administración, que bajo las estrictas directrices ideológico – partidistas, se aleja de los compromisos y reivindicaciones que mantenía en .su etapa anterior. Paradójicamente y sin ningún rubor retorna difundiendo, asesorando y trasmitiendo conocimientos sobre el papel y modelos que podemos implementar. Pero como en toda buena partitura también existe el contrapunto con profesionales comprometidos de la talla de Manuel Zafra, destacado en el área legislativa, que siempre ha defendido los principios de autonomía financiera y competencia local o hasta el propio Juan Castro promoviendo un marco de colaboración entre las políticas regionales de competitividad de las pymes  y las propias agencias de desarrollo.

Asimismo en este breve recorrido no podemos olvidar nuestra presencia destacada  en congresos y jornadas en las que exponemos y divulgamos nuestras  experiencias innovadoras

A los grandes retos que debemos abordar en una economía como la vasca, que padece una crisis con efecto retardado y cuyo desempleo evoluciona negativamente hacia el 2013, se le unen otros retos vinculados a las grandes amenazas en las que se desenvuelven nuestra propia organizaciones y por extensión las políticas locales como:

El proceso progresivo de recentralización por parte del estado, que entre otras medidas, constituye este mes de noviembre una Comisión para la reforma de la Administración Pública cuyo objeto es realizar una auditoria de la arquitectura institucional de España y esta integrada exclusivamente por representantes ministeriales y otros cuerpos de la administración central.

Del reciente  estudio sobre duplicidades promovido por el Gobierno Vasco y en el que destacaba, entre otras conclusiones,  que las agencias o algunas sociedades publicas de promoción económica local asumían competencias impropias y lógicamente eran corresponsables de este dislate valorado en 400M€.

De diversas declaraciones de miembros del gobierno en términos de racionalización de los esfuerzos en el emprendizaje, recurriendo nuevamente al ámbito competencial y planteando soluciones que pasan por desplazar o acotar al eslabón más débil de la cadena.

El despliegue de Lanbide, que sorpresivamente, ha conllevado, con la asuncion de las transferencias, un proceso de recentralización periférica en materia de empleo.

Los borradores surgidos en torno a la Ley Municipal, cercenando en el debate previo competencias que pudieran ser asumidas en materias y actividades como el empleo y la promoción económica por las propias instituciones municipales.

A nivel local, tampoco podemos obviar, el peso que los gestores económicos han asumido en tiempo de crisis poniendo en peligro aquellos valores de la gestión pública, que prevalecían en tiempos de bonanza económica y que hoy en día cuestionan a pesar de que la expresión más clara en contra de la crisis debe sustentarse en promover y estimular la economía urbana y el empleo.

Anteponer todo el conocimiento acumulado, las experiencias singulares diferenciadas e innovadoras llevadas a cabo en nuestros respectivos municipios o comarcas o hasta un análisis comparado interinstitucional riguroso del impacto de los programas proyectos, y servicios en base a ratios, costes, eficiencia, calidad o adecuación a las necesidades del entorno,  frente a una política restrictiva, sin prioridades, con un único lenguaje de recortes financiero – presupuestarios, basado en la lectura exclusiva de la legitimidad competencial, parece a todas luces una batalla perdida, sino incorporamos una innovación disruptiva, es decir, una manera diferente de relacionarnos o lo que en sincronía  terminológica podríamos definir como la “smart infuence”..

Con la prestación de servicios a nuestros asociados, con la articulación de agentes en torno a UTEs para poder seguir concurriendo a licitaciones que luego no se resuelven, con la intensificación de la conceptualización, con la puesta en valor y difusión de experiencias innovadoras a titulo individual, con……no es suficiente. Probablemente la mejor manera de ejercer el corporativismo conjuntamente con lo anterior, pasa por ejercer el lobby y gestionar adecuadamente la influencia.

Euken Sesé – Gerente de Fomento de San Sebastián, S.A.

Egin iruzkinak | Hacer Comentarios

Iruzkin bat idazteko, formulario hau bete eta "Bidali" botoia sakatu baino ez duzu egin behar. Iruzkin guztiak gure zuzendari-taldeak neurtzen ditu, beraz, baliteke zure iruzkinak zenbait ordu ematea argitaratzen.

Para escribir un comentario, solo tienes que rellenar el siguiente formulario y pulsa el botón "Enviar »". Todos los comentarios son moderados por nuestro equipo de editores, por lo que es posible que tu comentario tarde algunas horas en hacerse público.

Ikur gorriarekin markaturiko eremuak bete beharrekoak dira
Es necesario cumplimentar los campos marcados con el símbolo rojo