RSS

Garapenen bloga

013-02-2012Enplegua / Empleo

¿Nuevos yacimientos de empleo?

El documento “Crecimiento, competitividad y empleo. Retos y pistas para entrar en el siglo XXI” elaborado por La Comisión Europea en 1993, y conocido como Libro Blanco de Delors definió los Nuevos Yacimientos de Empleo como “aquellas actividades con mejores perspectivas de generación de empleo en la actualidad y de cara a un futuro próximo.”Aquellas actividades económicas que tienen capacidad de generar nuevos empleos destinados a satisfacer nuevas necesidades sociales.

Desde que se acuñó el término “Nuevos Yacimientos de Empleo”, hace aproximadamente quince años, la realización de actividades, en la línea de las definidas en él, ha producido importantes logros en la creación de puestos de trabajo.

Quienes trabajamos, desde hace ya tiempo, en el ámbito del empleo, recordamos con toda claridad el famoso concepto “nuevos nichos de empleo” Ahí están, los servicios a la comunidad, las energías renovables, los empleos verdes que han ocupado muchas horas de diseño de acciones de formación y/o empleo dirigidas a las personas en búsqueda o mejora de empleo.

En un momento tan convulso como éste, en que los sectores tradicionales no consiguen generar actividad suficiente para absorber la gran demanda de empleo, ¿qué ha sido de todos ellos?, ¿continúan cumpliendo la máxima con la que fueron definidos, esto es, satisfacer necesidades no cubiertas y tener un desarrollo con un alto contenido de empleo?, ¿siguen ofreciendo oportunidades de empleo?, ¿es la situación económica la que ha frenado su avance?, o, ¿existen otros que reemplacen a los citados? Demasiadas preguntas para una respuesta rápida y fácil.

Nunca como en este momento hemos necesitado definir nuevos ámbitos de actividad que cumplan las expectativas de las personas y de las empresas. Ámbitos que, aún en un contexto caracterizado por la universalización de la economía, por el lugar primordial que ocupan las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación permitan impulsar el conocimiento para potenciar la competitividad y la innovación a través de la inversión en el capital humano.

No es ésta una tarea sencilla, ni siquiera, propia, únicamente, de entidades como las Agencias de Desarrollo Local. Exige la implicación y cooperación de todos los agentes económicos y sociales.

Por ello, en ausencia de espacios de actuación tan definidos y generalizados como los citados en el Libro Blanco, tal vez, la clave sea identificar oportunidades individuales, a medida, ajustadas a la estrategia local, que den respuesta a las necesidades de las personas y a las demandas de las empresas.

A la espera del “surgimiento de nuevos yacimientos” este, entre otros, es uno de los retos al que nos enfrentamos las Agencias de Desarrollo como agentes activos de promoción de actividad económica y de empleo.

Así que, a por ello!!!

Mª José Ouro – Subdirectora de Empleo de INGURALDE

Egin iruzkinak | Hacer Comentarios

Iruzkin bat idazteko, formulario hau bete eta "Bidali" botoia sakatu baino ez duzu egin behar. Iruzkin guztiak gure zuzendari-taldeak neurtzen ditu, beraz, baliteke zure iruzkinak zenbait ordu ematea argitaratzen.

Para escribir un comentario, solo tienes que rellenar el siguiente formulario y pulsa el botón "Enviar »". Todos los comentarios son moderados por nuestro equipo de editores, por lo que es posible que tu comentario tarde algunas horas en hacerse público.

Ikur gorriarekin markaturiko eremuak bete beharrekoak dira
Es necesario cumplimentar los campos marcados con el símbolo rojo